Obituario a Miguel Chito Gómez

En la tarde de ayer, jueves 25 de febrero de 2021, fue encontrado sin vida en su despacho de abogados el cuerpo de Miguel Chito Gómez, conocido exárbitro de voleibol perteneciente a la delegación malagueña.

Chito, como era conocido por todos, había nacido en la capital de la Costa del Sol el 12 de febrero de 1973, por lo que contaba con 48 años recién cumplidos. En su infancia estudió en el Colegio San Bartolomé (Salesianos Málaga), donde se aficionó al deporte del voleibol desde temprana edad, llegando a ser jugador destacado en el ámbito provincial. Su pasión por este deporte le llevó a decantarse por el arbitraje, progresando rápidamente, tanto en voleibol de pista alcanzando la categoría de árbitro nacional, como en su modalidad playera, donde sus grandes capacidades le posibilitaron titularse como árbitro internacional y dirigir numerosas pruebas del circuito World Tour, Campeonatos de Europa y Campeonatos del Mundo, tanto en modalidad absoluta como universitaria. Dentro del mundo del voleibol, también ejerció como entrenador en varios equipos, siendo su última experiencia como seleccionador del equipo juvenil masculino de la delegación malagueña en los Campeonatos de Andalucía de Selecciones Provinciales, obteniendo, si no me falla la memoria, dos títulos de campeón. Como formador, ejerció de profesor de voleibol en la Universidad Privada EADE, y también como instructor en numerosos cursos organizados por la Federación Andaluza de Voleibol.

En la Universidad de Málaga se tituló como Licenciado en Derecho y posteriormente obtuvo la Licenciatura en Ciencias del Trabajo, obteniendo también como abogado un gran reconocimiento profesional. Actualmente compaginaba sus labores profesionales con su cargo como diputado cuarto de la Junta de Gobierno del Ilustre Colegio de Abogados de Málaga, siendo el principal responsable del Turno de Oficio.

A nivel personal he tenido la suerte de considerarme amigo suyo, por lo que su pérdida me causa un dolor inmenso. Lo conocí coincidiendo ambos en los Juegos Nacionales Escolares EMDE, celebrado en Torremolinos, en su edición de 2011. Desde entonces, he podido disfrutar de su presencia allí en todas las ediciones posteriores celebradas, y aunque en los últimos años ya no ejercía como árbitro en el mencionado campeonato, siempre encontrábamos un hueco para vernos y reirnos juntos.

Desde aquí, le envío un fuerte abrazo a su hermano mayor Jesús y a su hermana pequeña Ana, para los que les deseo la mayor de las fuerzas para sobreponerse a estos momentos tan duros.

Y a ti, Miguel, gracias por tu aprecio, tu ingenio, tu particularidad, tu honestidad, tus principios que llevabas por delante, lo mucho que aprendí de ti y por todo el tiempo que me regalaste. Con pocas personas he disfrutado tanto como contigo. ¡HASTA SIEMPRE, AMIGO!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.